El módulo tiene un carácter multidisciplinario ya que convergen en él los cuatro campos disciplinares (comunicación, matemáticas, ciencias experimentales, humanidades y ciencias sociales). Tanto las ciencias experimentales como las sociales, son el eje central del módulo. Las primeras aportan saberes para detectar los problemas que provocan el uso de energía en el calentamiento global, cómo éste impacta en el uso del agua, los que a su vez afectan y transforman la vida social. Por su parte, las ciencias sociales aportan saberes referentes a los procesos sociales (transformación y apropiación de los recursos naturales, procesos productivos, deforestación, migración, consumo desigual de recursos, problemas de salud por contaminantes, entre otros) que generan efectos en los recursos naturales por el tipo de actividades humanas realizadas, por las formas de organización social y de convivencia. A su vez, las habilidades comunicativas permitirán la búsqueda y recopilación de información de manera eficiente y la expresión clara en la transmisión de las ideas y finalmente las matemáticas participan como proveedoras de herramientas para la resolución de problemas, con el objetivo de optimizar los sistemas. El enfoque metodológico, es el análisis de casos que culminará en la elaboración de un proyecto que le permita al estudiante incidir en su entorno.