Este módulo fue estructurado para el estudio de la sociedad mexicana contemporánea desde una perspectiva multidisciplinaria y crítica, encontrando en ella, el marco metodológico propicio para reconocer su desarrollo dentro de una circunstancia espacial y temporal específica, que permite explicar las múltiples expresiones del ser mexicano. Este enfoque nos permite poner de realce el proceso de construcción social que de sentido y permita reconocer la diversidad social y cultural que son esenciales en la sociedad mexicana. Pero esta diversidad no es estática, sino que se ha ido transformando con el paso del tiempo, de tal forma que encontramos cambios en la organización familiar, laboral, religiosa, así como en las formas de convivencia y de participación pública, que no quedan en el terreno de lo individual sino también en lo colectivo.